Quitar Óxido con Ácido Oxálico

Una de las aplicaciones del ácido oxálico es la de quitar óxido en piezas metálicas. Está especialmente indicado para piezas de acero que han sido cromadas, como serían las piezas de la bicicleta. El motivo de utilizarlo en piezas cromadas es porque el ácido oxálico no se va a comer el cromo como si ocurre con otros productos de limpieza para metal, que contienen ácido más fuerte como el ácido clorhídrico.

quitar óxido ácido oxálico

¿Qué es una pieza cromada?

Vamos a ver cómo quitar el óxido con ácido oxálico. Como hemos comentado este método es muy bueno para todas las piezas metálicas, y especialmente útil en el caso de las piezas cromadas, ya que el ácido oxálico va a respetar la capa de cromo, sin comérsela.

Una pieza metálica cromada es una pieza de acero a la que se le da un tratamiento de cromo para que tenga un aspecto más brillante. Tiene un efecto estético sobre las piezas. Puedes verlo en cubertería y en piezas de tornillería. En esta imagen puedes ver ejemplos de piezas cromadas

quitar óxido en piezas cromadas

Como quitar el óxido con ácido oxálico

  1. Limpia con agua y jabón las piezas a las que vayas a quitar el óxido, para eliminar polvo y otras partículas.
  2. Coge ácido oxálico (viene en polvo) y diluye unos 100 gramos por cada litro de agua en un barreño o cubo
  3. Introduce las piezas oxidadas. Dependiendo del grado de oxidación habrá que dejarlas más o menos tiempo. De media unas 2-3h debería ser suficiente.
  4. Saca las piezas y enjuágalas bien con agua para eliminar el óxido.
  5. Seca bien las piezas. Es importante este secado para evitar que se vuelvan a oxidar.
  6. Para que aguanten más tiempo puedes aplicar una capa de vaselina filante o de grasa. Esto hará que las piezas estén en buen estado durante más tiempo.

Este producto es especialmente muy utilizado en piezas de bicicleta. Vamos a ver este caso en concreto para piezas de bicicletas.

Como eliminar el Oxido de Bicicleta

Materiales: Se necesitarán 200 o 300 gramos de acido oxálico, lija de grano fino 400, lanilla de acero 00, herramientas para desmontar la bicicleta, limpiador desengrasante, cepillo, etc.

  1. Desmontar la bicicleta : Se puede hacer el trabajo sin desarmar pero no se obtendrá un buen resultado, por ello es mejor desmontar toda la bicicleta. Una vez esté la bicicleta totalmente desmontada, separa las piezas que están oxidadas. Las piezas oxidadas serán de acero o hierro, ya que las piezas de aluminio no se oxidan. Es importante no poner las piezas de aluminio en contacto con el ácido por la reacción que podrían ocasionar. A continuación quita toda la grasa y aceite de las piezas oxidadas de hierro o acero que has separado.
  2. Preparación de la disolución con acido oxálico: Utiliza guantes y gafas para evitar contacto directo con el ácido. En un cubo grande prepara dos cucharadas grandes  (unos 100 gramos) de acido oxálico por cada litro de agua.
  3. Introduce las piezas oxidadas en la disolución: Introduce las piezas oxidadas y limpias de la bicicleta en la disolución. Se deben colocar las piezas de tal forma que queden totalmente sumergidas.  Se dejan reposar dentro del cubo durante 24 o 48 horas.  El acido oxálico actúa disolviendo la capa de suciedad al contacto, no es necesario frotar las piezas
  4. Transcurridas las 24 o 48 horas en remojo,  sacar las piezas. Las piezas estarán cubiertas por una capa blanca que debe eliminarse directamente  con agua y jabón.

Revisión: Revisar cada una de las piezas y tratar de corregir cualquier pequeño defecto como rayaduras.  Eliminarlas con lija de grano fino.

Montar la bicicleta: Una vez están limpias y secas todas las piezas es el momento de volver a montarla con el máximo cuidado. Estará la bicicleta como nueva.

Comprar Ácido Oxálico

Saber más

Acido Oxálico